septoplastia rinoplastia

¿Septoplastia o rinoplastia?

Aguileña, griega, respingada, chata, carnosa, nubia o desigual, la nariz es sin duda una de las partes del rostro que le brindan singularidad a cada persona. Pero más allá de esto, se trata de un órgano cuya participación en el sistema respiratorio y el sentido del olfato, lo hacen de gran relevancia en nuestro cuerpo.

Es por ello por lo que, dado su peso estético y fisiológico, cualquier intervención quirúrgica que piense realizarse en la nariz deberá hacerse por un especialista con claros conocimientos entre su relación anatómica y funcional.

De esta manera, si bien podría delegarse al cirujano plástico la operación de la nariz con fines estéticos (rinoplastia), y al otorrinolaringólogo aquella destinada a corregir problemas funcionales como desviación de tabique u obstrucción nasal (septoplastia), lo cierto es que se trata de dos procedimientos que frecuentemente se encuentran ligados y que inclusive pueden tratarse a la vez a través de una rinoseptoplastia.

¿Cirujano plástico u otorrinolaringólogo?

Como se ha dicho, aunque ambas cirugías responden a distintas necesidades y requieren de un tratamiento por parte de diferentes especialistas, puede considerarse, sin embargo, acudir a un médico experto en cirugía plástica y reconstructiva, puesto que con su conocimiento al respecto es capaz de resolver tanto padecimientos funcionales como estéticos, brindando una solución más integral según sea el caso de cada paciente.

La ventaja que se tiene de esta forma es la de poseer la certeza de que el trabajo que se realice en la nariz para mejorar sus funciones no cambiará en absoluto su apariencia, o bien podrán acordarse con el cirujano plástico aquellas modificaciones estéticas que se deseen y puedan realizarse a la par, incidiendo en la salud y la imagen con una sola intervención.

¿Qué es lo que hace el cirujano plástico cuando realiza una septoplastia?

En primer lugar, el cirujano valora cada situación para brindar un diagnóstico en cuanto a salud, exponiendo además las opciones para resolver los problemas encontrados. Derivado de ello, atiende las necesidades cosméticas del paciente según lo requiera él mismo, ya sea para conservar la nariz sin alteraciones o hacer algunos cambios, para lo cual lo guiará de manera clara usando su experiencia en estética y reconstrucción.

Posteriormente, la operación se efectúa a través de los orificios nasales, es decir, totalmente en el interior de la nariz, utilizando un endoscopio para facilitar el acceso a la cavidad nasal y evitar hacer incisiones externas que pueden dejar cicatriz.

¿Quiénes pueden someterse a una septoplastia?

Al ser una intervención necesaria para resolver anomalías en el funcionamiento de la nariz, que además de corregir el tabique nasal desviado puede servir para otros padecimientos como algunos derivados de labio leporino, lesiones, traumatismo e incluso operaciones cosméticas anteriores, es posible efectuar este tipo de cirugía tanto en niños como en adultos, aunque la edad mínima recomendad es de 14 años para los primeros y 18 para los segundos. No obstante, esto dependerá de la situación concreta del paciente para poder determinar en un momento dado la conveniencia de adelantar o posponer el procedimiento.

Mejorar la salud y retocar a la vez la imagen, es posible. Solicita hoy una consulta para valorar tu situación y solucionar tu problema de manera eficaz y segura.

Agendar Cita