Vernos esbeltas, jóvenes y arregladas, es algo que todas procuramos sí con un poco de vanidad, pero también como una estrategia para sentirnos seguras en sociedad, sobre todo en el mundo laboral, en donde una imagen presentable habla mucho de uno.

Sin embargo, ejercicios, dietas, cremas para el cuidado de la piel y demás medidas que tomamos para vernos bien, en muchas ocasiones no son suficientes, pues nuestro cuerpo se ve expuesto a cambios poco favorables debido al ritmo de vida que nos coloca en una oficina durante buena parte del día, los ambientes obesogénicos que nos orillan a comer poco saludable o gastar buena cantidad de tiempo y dinero para alimentarnos mejor, y las condiciones propias de nuestro sexo, que nos hacen proclives a aumentar de peso luego del embarazo o la menopausia, además de enfermedades tan lamentables como el cáncer de mama, que en muchas ocasiones deriva en una mastectomía radical.

Por todo ello, no está de más que nos demos una ayudadita valiéndonos de la cirugía estética y beneficiándonos de las bondades de procedimientos como la liposucción y la abdominoplastia, con los que podemos recuperar nuestra figura rápidamente si los aunamos a los cuidados de siempre. Algunas ventajas de estos métodos son:

  • Resultados efectivos que ningún otro tratamiento sin cirugía puede igualar.
  • Rehabilitación del músculo abdominal posiblemente dañado tras el embarazo, sobrepeso, hernias o intervenciones quirúrgicas en esta área.
  • Eliminación de exceso de piel y grasa difícil que el ejercicio y una buena alimentación no logran desaparecer.
  • Mejoría de afecciones derivadas de la obesidad, daño abdominal severo luego de dar a luz y pérdida de peso abrupta, como pueden ser incontinencia, hernias y mala postura y tono de los músculos del vientre.
  • Por otra parte, la cirugía reconstructiva es una excelente opción cuando se han sufrido daños en el cuerpo a causa de enfermedades, de las cuales el cáncer de mama es una gran amenaza, pues, según informes de la Secretaría de Salud, es la primera causa de muerte entre las mexicanas de más de 25 años y el de mayor incidencia en las mujeres del país.

Así, la reconstrucción de mama puede regresar la seguridad a aquellas mujeres que han perdido una o las dos mamas tras haber luchado contra este mal.

Precisamente, en octubre se celebra el Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, medida instaurada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que tiene como propósito crear conciencia acerca de esta enfermedad, orientar a la población sobre cómo detectarla oportunamente e instruir sobre los cuidados que amerita. Algunos datos importantes al respecto son:

  • Cada año se reportan 1.38 millones de casos nuevos.
  • Alrededor de 458 mil mujeres mueren anualmente por este cáncer.
  • La incidencia va en aumento en los países en vías de desarrollo.
  • Se estima que la mayoría de las muertes tienen lugar en los países de recursos bajos y medios reportando aproximadamente 269 mil cada año.

Si necesitas ayuda para recuperar tu imagen, la Dra. Isabel Caravantes puede ayudarte. Llámanos y solicita una consulta de valoración.

Agendar Cita con 50% de descuento