La operación de nariz es una de las cirugías más comunes en la actualidad, se realiza ya sea por fines estéticos o para resolver una necesidad que mejore la calidad de vida. Es una cirugía sencilla, pero al ser un procedimiento quirúrgico, seguir las indicaciones y cuidados es de vital importancia, para evitar complicaciones y obtener un resultado esperado.

 

Es normal que aparezcan molestias los primeros días  y que se prolonguen por algunas semanas. Por eso, te comparto los cuidados necesarios que debes considerar para que tu recuperación sea rápida y efectiva.

  • Reposo: Durante las primeras 24 horas, el reposo debe ser absoluto. Los siguientes días será menor y es importante evitar actividades físicas que requieran esfuerzo intenso.
  • Hidratarse: Debido a que la nariz estará tapada, la resequedad será normal. Para contrarrestar esto, se recomienda beber abundante agua.
  • Realizar lavados nasales: Para reducir las molestias causadas por costras y heridas interiores, puedes lavar con agua de mar. Esto también ayudará a una mejor cicatrización e hidratación.
  • Dormir boca arriba: Los primeros días deberás dormir boca arriba para no lastimarte. Se te indicará el número de almohadas a utilizar.
  • Utilizar protector solar: Es importante que antes de salir de casa no olvides utilizar protector solar y después de una rinoplastía, deberás aplicarlo cada 4 horas en la zona de la intervención. Nunca salgas sin él.

 

Como en todos los procedimientos quirúrgicos, lo más destacado es seguir las indicaciones que el cirujano dé y ante cualquier percance, acudir de inmediato para ser atendido. Si tienes dudas sobre la rinoplastía o quieres conocer más, acércate a mí y con gusto te atenderé. ¡Estar informado es vital, antes de realizar cualquier procedimiento!