Operación de nariz

La Rinoplastia es la moderación y corrección de la nariz, a través de una cirugía realizada en un quirófano. En esta se modifican el tamaño y las proporciones de la misma, con esto se logra adaptar la nariz a las demás facciones del rostro. Este es uno de los procedimientos más frecuentes en cirugía estética ya que al modificar la forma de la nariz (estéticamente hablando) también se logran beneficios en la funcionalidad durante el mismo evento.

 

Previo a una Rinoplastia

  • Tener una dieta sana y balanceada
  • Consumir alimentos ricos en vitaminas A y C ya que ayudan al funcionamiento del sistema inmunitario y favorecen la curación y cicatrización
  • Evitar consumir muchos alimentos con vitamina E ya que interfiere con el funcionamiento de la anestesia

 

Consejos finales

  • Recuerda elegir siempre un cirujano con experiencia y formación adecuada
  • Toma en cuenta las instalaciones donde se llevará acabo la cirugía
  • Cumple siempre con las indicaciones dadas por el cirujano antes y después del procedimiento
Agenda Cita con 50% de descuento
rinoplastia precio mexico
rinoplastia DF
operacion de nariz precio

Hombres y mujeres: Después de los 17 años lo sugiero en hombres y después de los 16 años en mujeres, aunque lo ideal es después de los 18 años para ambos géneros.

También hay personas que no quieren cambios en la forma de la nariz, en estos casos se hará una cirugía funcional únicamente, corrigiendo las estructuras que ocasionan la alteración de la función ventilatoria superior.

Lo ideal es no hacer cirugías secundarias o terciarias, pero en muchos casos los pacientes han sido operados en otros lugares y hemos tenido la necesidad de reconstruir y dar forma estética y funcional a la nariz. Pero siempre después de un año de la última cirugía se hace la valoración, se analiza el caso, se define cuáles estructuras tenemos y como ha sido la evolución de la recuperación durante ese primer año que fueron operados, después de esto los estudios radiológicos y la exploración física exhaustiva nos marcan la pauta en los procesos de reconstrucción.

Aunque la inflamación inicial de la cirugía disminuye aproximadamente en un mes, el resultado final se ve al año, cuando una nariz se ha desinflamado completamente es cuando se define si el resultado es el esperado definitivo.

La corrección de nariz implica  varias características que se pueden cambiar con la cirugía estética como son las siguientes:

  • Dorso de la nariz: corresponde al hueso que va de la parte alta de la nariz hasta su punta. El cambio que se realiza generalmente es para hacerlo más pequeño y refinado. Aunque esto dependerá de las características fisiológicas de cada paciente, sobre todo quienes son de raza asiática lo que requieren es un aumento de dorso para lograr una apariencia de una nariz más estética.
  • Punta de la nariz: la característica que otorga el refinamiento del rostro es justamente la punta de la nariz. Para darle una buena apariencia se refina la punta hasta tener la forma deseada. Generalmente también se hace una modificación del ángulo nasolabial para lograr un ángulo más estético.
  • Base de las aletas de la nariz: esta característica de la nariz se modifica para reducir su ancho. Es una de las partes más difíciles de trabajar debido a que se debe eliminar justo lo necesario, de lo contrario, la nariz pierde su aspecto natural.

La rinoplastia abierta es una operación estética que requiere de una incisión ubicada en la parte central de la nariz, esto permite que se pueda acceder de manera más sencilla a los huesos, generalmente se utiliza para corregir deformidades o hacer una cambio radical de la apariencia de la nariz.

La rinoplastia cerrada es una cirugía estética donde se requiere realizar incisiones exteriores, esto permite que no haya cicatrices que sean visibles, para lograrlo se accede desde el interior de la nariz. Se efectúa en aquellos casos donde la corrección de nariz es muy mínima ya que el médico tiene menos espacio para su manipulación.

La clave para obtener resultados exitosos en una cirugía de nariz es  tomar en cuenta las proporciones del rostro del paciente como: los pómulos, la quijada, los ojos y en general la proporción facial.

No se puede definir una nariz de manera aislada ya que cada persona tiene sus propias características y sus propias proporciones, por lo que cada cirugía será diferente. Es probable que un paciente haya idealizado algún tipo de nariz de alguna persona reconocida y quiera verse igual, sin embargo, un cirujano profesional le indicará si ese tipo de nariz lucirá bien en su rostro o cuáles son las adecuaciones que se deben hacer para lograr una nariz que armonice con el rostro.

La operación de nariz es una de las intervenciones más complejas y  por ello requiere que sólo sea practicada por médicos con experiencia. Cuando la operación la realiza un cirujano que no ha tenido la práctica necesaria es muy probable que el paciente presente complicaciones posteriores y que además no quede conforme con los resultados obtenidos, en estos casos es común que deban someterse a otra cirugía para corregir la previa.

No todos los cirujanos son especialistas en rinoplastia, así que antes de someterse a una intervención es recomendable asegurarse que el médico tiene la experiencia en estos procedimientos, una manera de hacerlo es solicitarle fotografías de las muestras de su trabajo o pedir referencias de pacientes previos.

No, cuando se hace una operación de nariz para corregir la mala función por desviación del septum (tabique), para evitar el colapso valvular, para corregir la hipertrofia de los cornetes (cornetes muy grandes) que obstruyen, además para cambiar la forma de la nariz, deberá realizarse con anestesia general.

La anestesia general en este tipo de procedimientos es absolutamente indicada para evitar que haya escurrimiento de sangre a la vía respiratoria inferior y si el paciente no está intubado o con mascarilla laríngea con anestesia general, el paciente empieza a toser, haciendo mayor sangrado y el riesgo a la broncoaspiración es muy alto, con la consecuente riesgo a la vida.

  1. En las primeras horas después de la cirugía tendrás férulas internas de silicón que no se pegan a los tejidos cuando se retiran, con orificios para respirar en la mayoría de los casos, solo en casos muy especiales se ponen otro tipo de taponamiento.
  2. Se indica frío local en mejillas para evitar el edema mayor.
  3. Los moretes que ocurren generalmente desaparece en 8 días y es por las técnicas cuando se tienen que alinear pirámide nasal o en algunas otras técnicas quirúrgicas, por eso a algunos pacientes les ocurren moretes y otros no, pero solo es por la técnica quirúrgica que se hizo y la que estaba indicada para cada paciente.
  4. Después de 72 horas se retiran las férulas de silicón.
  5. Se da por escrito todo el protocolo de recuperación hasta el retiro de férulas externas y retiro de puntos, así como las citas subsecuentes y el proceso que continúa a esto.

Hay casos y que es muy frecuente que acudan pacientes a la consulta cuando ya se hayan operado y les ha quedado una afección funcional y/o estética, como el colapso de válvulas internas, válvulas externas , deformidades en V invertida, deformidades en el dorso de la pirámide nasal, desviaciones en la totalidad de la nariz o desviaciones de la punta nasal entre otras, a este tipo de pacientes les solicito estudios radiológicos, tomografía, les reviso y dependiendo de cómo esta les explico los procedimientos a seguir.

La cirugía de nariz es un procedimiento que si se realiza en las condiciones adecuadas y con un cirujano calificado tiene complicaciones bajas. Sin embargo, es probable que después de la cirugía plástica el paciente experimente algunos de los siguientes síntomas:

  • Inflamación, la cual deberá ir reduciendo en las siguientes semanas posteriores a la operación.
  • Sangrado, se presenta en pocas ocasiones y es durante los primeros días.
  • Problemas al respirar, lo cual es eventual en lo que el organismo del paciente se acostumbra a su nueva estructura.
  • Moretones, que van disminuyendo hasta desaparecer
  • Disgusto con los resultados, este es un riesgo de cualquier cirugía plástica, sobre todo cuando el paciente tiene expectativas que no son reales.

Cuando un paciente acude a consulta porque desea  una cirugía de nariz, ya sea para cambiar su apariencia o porque tiene algún problema funcional, generalmente solicita información sobre una rinoplastia, sin embargo, este tipo de cirugía no siempre es la correcta de acuerdo a lo que se desee corregir.

Una rinoplastia es una operación estética, es decir, una cirugía que abarca aspectos estéticos como hacerla de menor tamaño, más refinada o con mejor proporción. El objetivo principal es cambiar la apariencia de la nariz.

Cuando el paciente quiere corregir un problema funcional como puede ser una obstrucción nasal, problemas para respirar, tabiques desviados, entre otros, entonces se realiza una operación de nariz conocida como septoplastia. Este procedimiento no interfiere con la apariencia de la nariz del paciente.

Si se quiere hacer corregir una función de la nariz y además hacer un cambio estético entonces se combinarán ambos procedimientos para lograr los resultados que el paciente desea.